CRISIS ECONOMICA – RUPTURA DE INTEGRIDAD

bloqueo-por-estres-2
CUANDO EL ESTRÉS NOS BLOQUEA
abril 7, 2014
charla-empresarias-felices
CHARLA – EMPRESARIAS FELICES – NEGOCIO RENTABLE
junio 4, 2014
Mostrar todos

CRISIS ECONOMICA – RUPTURA DE INTEGRIDAD

crisis-economica

CRISIS ECONOMICA

En una sociedad en crisis no solo económica sino de valores; la ansiedad, el estrés, las dificultades y desordenes emocionales aumentan; nos hemos convertido en una sociedad cada vez más cínica; no importa mentir, “da igual” los intereses personales, el “tener razón” es lo que prima antes que buscar la verdad con el otro.
Lo inmoral, lo injusto, lo violento es la pauta; lo vemos hasta en el uso del lenguaje, “si todos lo hacen, yo también”… y así vivimos y así nos enfermamos.
La honestidad, la verdad, la congruencia, no hallan cabida, no interesa, sin darnos cuenta y sin saberlo que son ellas las que nos protegen y las que traen y sustentan nuestra seguridad y las que producen esperanza; porque buscar la verdad, la honestidad, la justicia, la congruencia entre lo que sentimos, pensamos y hacemos nos provee de confianza y nos da poder para vencer dificultades y como estos valores están en desuso hemos permitido que la inseguridad se adueñe de nuestras vidas y así señores hemos perdido la salud, llamando al miedo, a la ansiedad, al estrés que acampen alrededor nuestro y hagan su morada.

Porque el oportunismo, la superficialidad y la deshonestidad es lo que cuenta ¿Qué nos lleva a estos actos? Dónde comienza el autoengaño; lo que produce más autoengaño es creer que si hacemos tal o cual cosa llegaremos a obtener el aprecio y la aceptación de los demás y ¿a qué cosas tememos más? A perder la valoración del resto, lo que provoca alejarnos de lo más valioso, nuestras señales internas que nos dicen qué es lo siento y necesito; hemos dejado de oír al corazón, a nuestra intuición.

Y así nos hemos separado de nosotros/as mismos/as, buscando fuera lo que solo dentro de nosotros es posible encontrar; hacemos aquello en lo que no creemos, decimos lo que no sentimos, lo que no pensamos, y lo más grave es que los últimos en enterarnos de esta realidad somos nosotros y a veces ni eso.

Elisa Carolina Garrido Carrión

Psicóloga Especialidad en Clínica y salud

Comments are closed.